Grandes Exitos

puedo viajar al otro lado del charco. agua mineral y fragancia…

Posted in bitacora de vida, crap, General, reflexion by Alfredo on 26 junio, 2015

es por explotar que llego aqui. ya me di cuenta. antes pensaba que eran otros motivos. aunque es el mismo: comunicar. pero ahora mutó en desahogo. no han sido malos dias, teniendo en cuenta de que mi padre esta enfermo. pude verlo un par de semanas en sus peores momentos y dejarlo cuando se encontraba mejor, con su movilidad recupareda. cuando lo pienso, creo que no merece morir de esa forma. no fue un mal sujeto: se equivocó, como todos. quizas su mayor error fue tener hijos, o tenerme a mi. yo no existiendo no seria malo. vivir y ver tantas desgracias afirman mi falta de sentido de vida, de existencia. siempre lo he escrito aca, que no encuentro ganas de vivir a pesar de estar bien y tener muy buenas oportunidades de existencia. todo lo he ganado con mis brilantes capacidades asi como lo que he perdido o a lo que he renunciado se debe a mis defectos y miserias que no se podran borrar nunca. despues de algunas decadas uno se acostumbra, pero no deja de pensar en la posibilidad y el egoismo que implica traer hijos al mundo.

pude conocer a una persona. es el logro mayor de estos tiempos. me impresiona porque es una posiilidad remota que no habia experimentado. me es mas acil encontrar pareja que generar algun tipo de relacion de amistad… o lo que el tiempo consolide como amistad. eso me permite reflexionar en que quizas si existen oportunidades en estos tiempos que de otra forma no podrian suceder. no sé como fue, pero es un paso importante de vida. si bien fue un encuentro breve en otra ciudad, me dejó con muchas reflexiones que me dan algo mas de seguridad. por otra parte, me gusta lo que hago. siento que por fin encontré una ocupacion que permite que yo haga lo que quiera. no estoy sometido a presiones y puedo desempeñarme con todas mis habilidades. puedo estar encerrado y nadie me molesta, nadie me quiere cambiar. porque sí, en muchas partes me han exigido que sea lo que no soy. no gusta que sea introvertido, displicente, aislado. no me gusta la gente. no he tenido la oportunidad de encoentrar gente interesante en mis trabajos. me aburro y me aislo. eso tiene un precio, por supuesto; pero al final del dia el balance es posiivo. positivo, palabra que no aparece en mi vocabulario con frecuencia. la vida no es positiva. las personas somos egoistas. por eso nacemos, por un acto egoista, de placer, de nuestros padres. estan follando y de casualidad naces… o eres planificado para agrado de ellos. nacer es una solicitud injusta: no nos preguntan y nos lanzan a una existencia que no sabemos si podremos soportar. pero a los padres no les importa. solo se preocupan de la alegria que les produce tener extenciones de sus genes y egoismo.

suena adolescente, lo sé. pero vivir no es facil. ustedes tienen muchas formas de disimularlo. solo pensen en si les gusta estar solos. no les gusta: buscan compañia (a veces lo que esta cerca) y se embriagan y se drogan y no digo que eso sea bueno o malo, sino que son elementos de evacion y placer. por que el hedonismo? buscar evitar algo? enfrentarse con ustedes mismos y darse cuenta de que no se soportan?. yo me soporto, aunque es de mi de quien quiero escapar, como dice la cancion.

pienso en el dolor. en el sentimiento de inutilidad. en asumir la vejez como algo… como una sentencia mas que una etapa de vida. veo ese cuello, las drogas, los hijos y nietos rodeandolo. y no poder levantarse. vivir con la certeza de que tienes los dias contados, aunque nadie lo mencione, aunque se trate de disimular. si bien no esta postrado, sabe lo que le espera. si pudiera, no lo dejaria vivir mas. el tiene miedo a morir, pero pronto entenderá que es lo mejor. y cuando lo entienda (a la fuerza), descubrira que el ordenamiento juridico le impedirá tomar esa valiente desicion de romper con la vida y partir. bueno, no partir sino que morir. prefiero sufrir yo con el duelo patologico que presentaré a que el sea consumido por la morfina. en ese momento -cuando lo pensé- descubrí lo que es el amor al projimo. el sacrificio, como esa pelicula de tarkovski que tanto me gusta y no podria ver en estos momentos.

(…)

tengo una novela estancada. me dijo una editora que si tengo capacidad y que el texto no estaba malo. lamento la falta de tiempo para dedicarme a ello. entre rabajar y dormir y el insomnio desganado no puedo. lo intentaré, sin duda. es lo ultimo que me falta para conseguir todos mis propositos de adolescente. me falta viajar mas, es cierto, pero eso es accesorio. eso se compra. cualquiera puede viajar, mirar el lugar, tomar unas fotos y presumir. el viajar es un acto que tiene precio y que puede ser pagado por cualquiera. mis metas, no. son propositos que implican habilidades y gustor particulares. he logrado algunas, me falta solo escribir. seré un sujeto integro cuando lo haga. he realizado muchas cosas que no es menester detallar aqui (no estoy para exponer vulgarmente). he conseguido mas del 50%. y eso es mas de lo que espetaba. alguna vez, en otro tiempo pasé por pasillos con gente, camillas, electricidad, pastillas, esperas, ambigueades, lecturas, sudores, medicos, esperanza, volver a intentar. perder la fe. todo ha sido malo pero logré lo que quería. podria morir tranquilo. no sé si él podra decir/pensar lo mismo.

saludos pigs…

ponte un par de ruedas y virate, ql

Posted in actualidad, contingencia, crap, crítica, ideas, opinion, reflexion by Alfredo on 31 julio, 2014

2013031577jovenes_pastillas_int

cuando escuché esa frase no pude evitar reirme. verla escrita no es lo mismo, pero algo implica. tiene que ver con los invisibles, con esos que no se ven pero que están ahí, para generar el gran negocio de la pobreza, ese que tiene que ver con programas, ONGs que intentan “ayudar” o “proteger” futuras desgracias. es un negocio que genera el estado para mantener el circulo ad infinitum, porque las soluciones se encuentran en otras partes. Donde?, nadie tiene la solución, nadie sabe qué hacer. Yo no lo sé. yo sólo observo a quienes tratan con los otros invisibles, con esos que son jóvenes y han delinquido. todos los tratan de flaites, delincuentes y, sin intentar defender, no se dan cuenta de que existen historias de vida que impulsan esas conductas.

es sorprendente descubrir que un gran porcentaje de la población tiene trastornos de personalidad, trastorno bipolar (el verdadero, no ese que suelen decir a alguien que varia el humor), que deben consumir muchas pastillas para quedar igual. Normarlos?, imposible. No es casualidad que USA no haya firmado la convención de derechos del niño, por eso ellos tienen mejores métodos para controlar las cárceles para menores de edad. aquí, todo se hace mal.

vivir con hambre y buscar la calle para no ver al padre sacarle la mierda a la madre, para verlo llegar ebrio, tambaleante y buscar algún pretexto para romperle la boca y sacarle unos dientes, mientras esa madre cae al piso llorando y se acerca el padre con un cigarrillo encendido para quemarle la cara. sonriendo cuando sale ese olor a carne quemada y la sangre que emana de la boca temerosa. El niño de 9 años arranca a la calle, con frío, con rabia, con impotencia. va a la esquina, donde hay otro grupo de sujetos mayores que el que le ofrecen un poco de pasta base para pasar el frío, la rabia y ser reconocido. el niño se siente un poco mejor, aliviado. se ríe un poco. se alivia un poco. pasan las horas y con cada inhalación se da cuenta de que él no consume, sino que “es consumido“. luego ustedes lo ven, lo estigmatizan, los insultan cuando aparece con un trapo de genero en sus estacionamientos ofreciendo limpiar “por unas monedas” o “lo que pueda”; molesta, molesta, porque este no es un discurso barato, es lo que vemos. o lo que no vemos.

cuando me cuentan estas historias (no ellos) yo escucho con risa. porque tienen expresiones divertidas, porque su valía no esta en estudiar sino en ser reconocido por ser el mas valiente, el que mas veces ha caído detenido. y se creen carcelarios. y son niños. yo le pregunto: “cómo lo haces?” y me responde que es trabajo bien remunerado, pero no hay o hay muy poca re.insercion “a la libre sociedad”. como vivir sin futuro?.

mientras la franja de gaza explota, en chile mueren muchos niños de hambre, de frio, se suicidan por no poder superar al abuelo que los violó, ese que decia que lo quería, que le regalaba cosas hasta que le propone un juego. y nadie se acuerda, nadie sabe. nadie se detiene a pensar en los niños de nuestro pais. ninguna muerte es mejor o mas importante que otra. no lo olviden. y no se trata de un discursillo cursiliento o lugares comunes. se trata de nuestra realidad como pais. no justifico, no he escuchado esas historias de boca de los afectados, sino me llegan por terceros que han visto como… vivimos matanzas aqui: donde dos países pelean sin darse cuenta. se los dejo para que piensen, y si no les importa: “pesca una ruedas y virate…”

La oficina

Posted in absurdo, conspiraciones, crap, curiosidades, desahogo, ficciones, net, ocio, reflexion by Alfredo on 11 abril, 2014

Un par de series. Un reflejo, identificación de/con las desgracias. La vida sigue. Todo igual: sin entender algunas cosas. El insomnio, las ganas de vomitar y lo infantil que se puede llegar a ser, creyendo que todo puede ser cierto cuando es sólo fantasía para evadir. Hay algo de querer que sea cierto pero nunca lo será: la distancia y lo irreal no es una buena combinación para generar algo tangible. Como cuando esperamos algo, esa sensación de inquietud, lo amargo de la garganta y la fe perdida.

Suelo creer en todo a pesar de que desconfió de todo. Nos aferramos a las mentiras para no ver lo que el espejo refleja, para no ver y aceptar el estado real de las cosas. Por eso soñamos, por eso seguimos algunos juegos nocivos. Es saber que saldremos perdiendo pero esa derrota -de todas formas- es mejor que ver lo que evitamos. Y así seguir. Quien cede? Quien?

Sería fácil ceder y creer que no importa. Y perder la dignidad sin problemas, total, no nos importa. Estamos jugando. Estamos simulando. Ceder. Pero no, no cederemos y ese estado nos genera molestia porque sabemos que implica que creemos la mentira que inventamos. Es mejor buscar un engaño y ceder. Creer que no creemos, qué más disonante que eso… Pero se puede. Lo que resulte se verá después. Todo, el tiempo lo cura modifica sana mejora olvida disminuye atenúa. Todo. El autoengaño es la mejor forma de vivir.

El problema es que si no se manejan los límites, confundirás. Y eso, lo sabemos, es la encarnación del fracaso y el dolor. Jugar u olvidarse?

Resignarse?

No existe obligación de hacer nada. Hay asuntos más verdaderos por los que preocuparse o invertir tiempo. Pero cuando el tiempo sobra… inquietudes surgen. Como el desear, no se, reconocimiento? O afecto de mentira, o escucha simple. O lo que resulté. Vamos, si a todos nos gusta. Por eso lo buscamos.

O por lo menos eso creo yo.

De lo que no se pregunta

Posted in absurdo, crap, curiosidades, discusion, ideas, observaciones by Alfredo on 24 enero, 2014

Observador de costumbres. No se dónde leí eso. No es envidia. Es observar, como por ejemplo me observo (mentalmente, no en un espejo) y recuerdo que me dicen que hay cosas que no se preguntan. Que ese es el problema. Cómo pueden vivir así?, no lo se. Es extraño vivir con incertidumbre, que da pie a la especulación. Yo pregunto. Si quiero saber pregunto. Que se pierde con preguntar?

No es ser intruso. Es querer llenar los espacios en blanco, emplazar a la honestidad. Que digan, por ejemplo:

– por que cortaron la conversación por whatsapp.
– el motivo del cambio de tema.
– señalar inmediatamente si harás el favor que pedí.
– lo que comentas cuando no estoy o me voy o me hundo o me voy al pozo.
– si la sonrisa es honesta.
– si prefieres que no te llame más.
– si o no.

Al día siguiente yo perfectamente emplazaría: “fue un comentario que hice?” Porque entre eufemismos y cinismo nos rodeamos. Ustedes saben que si. Ustedes lo practican a diario. Saludan, se despiden, abrazan, sonríen, se dejan mirar, tocar, llamar, expulsar. Hablan entre ustedes. Salen con ustedes, se embriagan, bailan, tuitean, sacan fotos, se muestran. Les gusta ser observados. Son tan persona que algunas veces no se soportan. Ustedes lo saben. Yo lo se. Ellos lo saben. Todos parecen comulgar en la misma eucaristía.

Y la conformidad?. Si están todos felices. No les interesa saber, solamente estar bien. Y corren a evadirse. Quien no lo haría: tanto hay que nos puede alienar. El encierro, el calor de estos días, las noticias, la rutina. Pero no esta mal. Como la que se fue, porque tuvo un hijo, porque a su esposo lo cambiaron de ciudad; casada no le importó follar con su jefe. Y se fue, tuvo que irse… Y el jefe pidió traslado y quedaron trabajando juntos. Tanto que preguntar… Aunque teniendo todas las respuestas sería difícil entender las motivaciones. Los actos humanos tienen mucho de impulsividad, de suplir carencias, de hacer -incluso- porque sí.

Da risa. Es más hilarante que cualquier rutina humorística. Pero no se sabe, porque es cierto.

(Alguien le habrá dicho “eres puta”?)

La ex esposa del jefe se lo dijo.

(…)

Podría haber preguntado?

todos somos todos

Posted in absurdo, contingencia, crap by Alfredo on 20 diciembre, 2013

es complejo ser explicito. todo esta a la vista de todos, pero necesitamos muchas veces un espacio de irrealidad, como el que dan estas lineas. sean leidas o no, no se trata de madurar sino de imposibles. estamos obligados y cuando las cosas fallan no se puede obtener ayuda de ninguna parete y tenemos que pensar, aunque el pensar no ayuda en nada porque son las acciones lo que todos esperan, los resultados, lo tangible y nos cansamos de intentar y no lograr lo que se nos exige, porque desde que nacemos estamos bajo diversas exigencias, solicitudes, obligaciones, deber ser… no hay salida. hay que adaptarse. y algunos no logran soportarlo, mas en estados de soledad donde nadie entiende, donde nadie escucha a nadie, donde nadie le importa a nadie.

si en nosotros estuviera, sé que arreglariamos las cosas de otra forma, pero no se puede retroceder el tiempo. las decisiones ya fueron tomadas y sabemos (cuando estamos en estos casos) que los resultados no seran positivos porque nunca los han sido, somos del grupo que nacio bajo la mala suerte, los malos designios, las malas estrellas, como si en algun momento algo o alguien hubiese pensado en entregarnos una especie de tortura eterna. solo nos queda -tu lo sabes bien- desarrollar la paciencia.

y si se acaba la paciencia?

no tenemos a donde ir. no podemos abandonar estos lugares. no se puede. nos tocó asi la vida o elegimos tan mal que terminamos en este punto? sabemos que no existe la predeterminacion. ustedes, al igual que muchos, suelen agotarse. el cansancio que dan los dias, los años, las malas decisiones, la vida, la mala suerte, las malas juntas, los pesimos entornos. sé que intentan, sé que lo intentan tanto como cualquiera de nosotros, pero no se cansan?

a veces me gustaria ser mas valiente.

A través de los lentes oscuros

Posted in blogs, cine, crap, crítica, discusion, ficciones, frases, observaciones, opinion, reflexion by Alfredo on 26 noviembre, 2013

No es la vida son las situaciones. Y el valor o inyekegirncis para disyunhyirvv

Las cosas tienen límites. Quizás para indicarnos el fin o principio de las otras cosas. La desesperanza aumenta aunque la vida me sonría a ratos. Los imposibles y las ensoñaciones no tienen cabida en el mundo real y pensamos que los amigos imaginarios existen y que sí, podría suceder algo y transformarse en real. Veía, a propósito de lo mencionado, la trilogía de la fe de bergman y pensaba en la primera de estas: se menciona el vacío frente a un episodio que imagino afecta. Pienso: evade. Vuelvo a pensar: algunas vez fuiste así. Y es que todos racionalizamos. Quizás cuando no se cree ni se espera nada se evade o se ven las cosas más frías. No lo expongo como protección, sino que simplemente se ve todo racional. No se puede creer y frente a eso se busca una forma de ordenar la realidad. La fe es compleja, porque es un don. No se elige, no podemos tener fe. Está o no esta. No se forja, no se adquiere ni aprende. El personaje era distante, frío, sumido en la desesperanza por una pérdida. Y quizás ahí todo calza, pero sin perdida… podríamos ser o estar tan vacíos?

La búsqueda no tiene fin. A veces ni se busca, no se necesita fe para vivir. El personaje estuvo frente al suicidio pero creo que sólo se asusto. No hay redención para algunos no final feliz. A repetir los días como condena eterna. Despertar, dormir, hablar, evadir, esperar, evadir, esperar, buscar, despertar. Mirar pantallas, buscar verdad donde no existe, sentir soledad y deuda. Ir al médico. Enfermarse. Ver a nuestros padres enfermos, apagandose; porque así es la vida. Ya van muchos años vividos y es hora de deteriorarse. El organismo esta programado para eso. Como sí las células se rindieran: “ya , a envejecer, que se joda…” Como no nos vamos en rendir frente al vacío?

Todo termina como la mierda. Y eso no puede ser más real, no veo fantasía en el final. Es así, no podía solucionar se porque algunas cosas no tienen solución. Ni la fe cambiaría el hecho de la enfermedad, el vacío del padre, el conformismo del hijo, el encierro en el psiquiátrico de la hija y su esposo que sólo comprende y no se enoja. No se sí es más frío el padre pero es honesto. No sirve para nada: el vacío lo impide porque quien siente ese vacío esta condenado. Hasta el final de sus días.

O hasta el final de sus días.

Ambulancia

Posted in absurdo, crap, ficciones, ideas, ocio, relato by Alfredo on 19 octubre, 2013

Madrugada. Los mismos sonidos de siempre. Las respiraciones. Mi respiración. Un zumbido de silencio. Una ambulancia. Como se que es ambulancia?, no tengo idea. Pero hay pocos ruidos, quizás algo de frío. Dan ganas de bajar las escaleras de este edificio y salir a recorrer la ciudad, en carretera hasta algún punto que indique y sentir el miedo de la pista vacía y las luces tenues. En invierno solía viajar de madrugada, como a las 5, para llegar a mi destino a las 8. 300 kilómetros de frío, niebla, soledad, música, sueño, mucho sueño y los buses que adelantan hasta llegar al peaje. Después todo se complicaba, por la niebla.

Ahora, que es primavera, podría ir hasta la bencinera que queda fuera de la ciudad. Me bajaría y compraría aló, no sé, un café o uno de esos hot dogs repleto de bacterias de la máquina que gira. Me gustan, me gustan. Estaría un momento, media hora, y volvería. Pensaría muchas cosas: el silencio obliga a estar con uno mismo. Esa tarea es compleja. Volvería en una hora y me preguntaría donde he estado. Prefiero evitar esa conversación. Las carreteras tienen un encanto inefable, como de lugar de encuentro. No podría decir con certeza encuentro de que o con qué, pero esta la creencia de que en los viajes en carretera algo se aprende. Sólo un lugar común más, no aprendemos nada. Seguimos por donde nos toca: pensar y darme vueltas. Escapar no sería difícil, pero hay que ser valiente. Hay que decidirse y dejar de pensar en los demás. Enfocarse solo en uno, pero somos débiles, empaticos, preocupados. Voy por un café que hoy compre y lo pongo en la máquina. No debo dormir, pienso, porque cerrar los ojos (esta vez) será sin retorno y el pánico se apodera rápidamente en el momento en que los párpados pesan y los ojos se cierran. Una pierna se dobla y me desplomo por el suelo, me caigo e intento sostenerme de algún mueble pero no puedo (pienso que el sonido podría despertar a alguien) y no logro descubrir i me arrepiento o no, sólo los ojos que se cierran, cada vez con más fuerza. Pienso, que es lo último que hago, en las despedidas y sonrio. Tengo miedo y no puedo hablar ni gritar ni mover los brazos, sólo los ojos se mueven y se cierran y algo se estrecha en mi cabeza. Pienso en el café y ls sonidos, que puede que extrañe. No lo se a ciencia cierta, si al final solo alcanzo a no saber si me arrepiento.

No se sí me arrepiento.

Amour: la entrega en tiempos de muerte (y otras ideas)

Posted in anecdotas, bitacora de vida, blogs, cine, confesiones, crap, observaciones, opinion, reflexion by Alfredo on 28 enero, 2013

Han pasado algunos días. La vida a estado tranquila: quizás esto era lo mas cercano a lo que necesitaba, aunque tenga que viajar casi 3 horas los domingo y después los viernes para volver.

Hago lo de todos: lo impresionante y que me ha dado -creo- una visión distinta de las cosas es ver a la gente morir. Hay otras cosas que me ayudan a estar bien, pero los moribundos por cancer me han enseñado el dolor, la desesperación, las ganas de morir, la decepción. Asi como otros moribundos optimistas. Ver caminar y sonreír a una persona con su abdomen inflamado por la metástasis es impresionante. Ayuda a re-plantarnos qué es lo que buscamos en la vida. Tengo a mi padre con cancer y el gracias a su estabilidad económica pudo acceder a buenos tratamientos y se encuentra bien. Lo observo las pocas veces que lo visito y es un hombre afortunado. Los que yo veo están casi podridos, con cuidadores que perfectamente los matarían para poder descansar.

Por eso me atreví a ver la peli amour de haneke. Hay que vivir algunas cosas para poder entender que puede existir un acto noble detrás de un acto en apariencia malo y desesperado. Entender la diferencia sutil entre hacer el bien y el egoísmo. Fue una experiencia difícil: estuve cerca de ello y me costo una depresión y perder un buen trabajo. Situaciones que solo entendemos quienes optamos (para bien o mal).

Encontré la tranquilidad. Aprendí algunas cosas. Falta otras para la perfección o el ideal, pero no existe. Estoy en lo “optimo” como me dijo mi medico después de tratarme de alcohólico. Cada quien sabe como estar bien. Quizás no le guste mi forma, pero nadie mas entiende los motivos que quienes los vivencian.

El paraíso, asi como los milagros, no toleran condiciones. Falta, siempre falta, pero es lo mejor. Y asi quiero que sea. Tenemos que seguir buscando, pero dejar que lo laboral sea importante. Paso a ser relevante, ahora a darle importancia a la vida. La vida esta en otra parte. Y la vida es larga, decía un personaje. Yo creo que es corta. La juventud se me escapa: debo aprovecha lo poco que queda.

Quien sabe si quedan otras sentencias por cumplir.

Primer día de 2013

A veces hay que seguir algunos rituales. Escribir, por ejemplo, respecto del año que se va y el que viene. Me preguntaban acerca de un momento que lo definiera y había olvidado algunos muy importantes. No es que no los reconozca, quizás es sano y funcional dejarlos bajo la alfombra.

No fue un año malo. Creo que la cualidad de bueno o malo dependerá de las condiciones que se presenten en las cuales podamos elegir o decidir. Las consecuencias de las elecciones o el camino que sigamos de la bifurcación implicara -con el tiempo- saber si fue bueno o no. No creo en el destino, creo en las elecciones.

Es complejo elegir porque nunca se sabe si fue buena o mala elección. Lo es en el momento, pero lo que se desprende de eso… es lo importante. Estuve enfermo, elegí, tuve consecuencias. Trate de seguir, elegí, y deje un muy buen trabajo. Eso definió mi año. El enfrentarse a algo que es desmotivante, que hace mal y poder optar. Por eso creo que el año fue bueno, porque de todas las tragedias vividas lo realmente importante fue que tuve la posibilidad de elegir.

No tengo hijos. No tengo responsabilidades mas que cuidarme. Seguir vivo. Por eso pude elegir. Pude mandar todo a la mierda sabiendo que puede que muchos lo deseen pero no puedan. Eso es fortuna para mi. El costo fue alto y no entrare en detalles de mis males para no aburrirles. Fue desgraciado cierto periodo del año, pero lo grato fue elegir.

No se si fue lo mejor, pero estoy mas tranquilo.

(…)

Desgracias personales trajo el 2012. También momentos en que pude cerrar círculos y probar cosas que no conocía. Pude observar situaciones y ser parte de algo que no había vivido. Conocer, probarme y elegir. Pude completar un ciclo. Me gustaría haber experimentado mas, pero mi enfermedad me limita.

Mis padres enfermos están mejor. Pude visitarlos. Pude viajar y ver algunos espectáculos. Pude hacer cosas. Toque fondo también. Mantengo algunos sueños sin cumplir pero queda algo de vida. Estoy en el umbral de cierta década que me causa miedo, temor, desconfianza. Que será de mi en el futuro? No lo se. Lo que este año signifique lo desconozco. No habrá variaciones: estoy en un lugar distante se mi residencia y muy solo, lo que traerá consecuencias, lo se. La soledad no hace bien. Pero debo trabajar.

No se como estaría si no hubiese cambiado. Me gusta lo que hago, pero pago en soledad. Un equilibrio perfecto: como si por cada bienestar hubiese que pagar algo.

Tengo la posibilidad de volver, pero viajar por 2 horas y media me esta agotando. Ya veré como lo (se) resuelve eso. Ver lo positivo. Me interesa lo positivo?

Hay que seguir. Esa es la máxima. Lo demás se enfrenta. Hasta nuevo aviso.

Siguiente, por favor

Posted in crap, desahogo, discusion, ideas, observaciones, opinion, reflexion by Alfredo on 3 octubre, 2012

cuentan que una de las cosas interesantes son los dilemas. suelo tener muy pocos, pero imaginaba lo siguiente: ocurre algunas veces que tienes ganas de hacer algo pero no puedes, ya sea porque no puedes o porque necesitas de compañía. cuando necesitas de compañia, ingresa el momento de:

– solicitar la compañia

– esperar que la compañía os solicite.

de estas opciones, la mas segura, pero la mas dificil es la primera: intencionar el acto, solicitar, pedir, invitar. porque puedes hacerlo una vez, pero qué sucede si la respuesta es negativa?. cuantas veces es el limite para solicitar algo? en que momento el pedir pasa a demostrar interes sobrevalorado y/o desesperacion?.

creo que se debe solicitar una vez, esperar una vez. si hay dificultades (no explicitadas por la otra parte) es que no te quieren cerca. Y no se ve bien y tampoco es sano insistir demasiado. la tolerancia a la frustracion es baja y hay que aprender a aceptar que no te quieren cerca. Las personas no son tan frontales, quizas por empatia, y nunca diran “mira, sabes que no quiero que me hables, no quiero que me llames, no quiero acompañarte, no quiero verte…”; aun mas si eres un desconocido. solo se acumularan las excusas que impliquen una negativa. Tenemos que tener sentido de la teatralidad, es decir, saber cuando retirarnos de escenario. el problema es cuando no puedes olvidar.

en ese caso solamente hay que esperar, alejarse de los lugares comunes, evitar, hasta que el tiempo se lleve las obsesiones… o encontrar una nueva.  buscar nuevas actividades, que sé yo. ocupar la atencion en lo que tenemos. eso es sano: finalmente, toda expectativa termina por diluirse, tarde o temprano. la existencia es caminar por sendas que bifurcan, tomar decisiones y seguir. equivocarse y seguir. que importa, si al final muchas cosas no tienen importancia; creemos que la tienen, pero no la tienen. es nuestro contexto el que eleva muchas veces eventos insignificantes.

por eso siempre tengan en cuenta que: nada es tan importante como lo proximo que vendra.

A %d blogueros les gusta esto: