Grandes Exitos

nicolas lopez, el pesimo cineasta y el limite del humor

Posted in actualidad, contingencia, crítica, discusion, observaciones, opinion by Alfredo on 30 octubre, 2013

south-park-easter-eggs

hay cosas que no se deben escribir, ni decir, porque pueden ser malinterpretadas. pasa con el humor negro, por ejemplo, es humor que es políticamente incorrecto y se rie de todos los temas que estan protegidos por un bienestar social o hipocresía. hay cosas intocables y no nos podemos reir de todo. no lo creo asi, creo que podemos reirnos de todo, pero hay un limite. quien pone ese limite o cual es ese limite? no lo sé: puede ser la sensibilidad de las personas, el tema en sí, que puede ofender a un grupo definido de sujetos, no lo sé. realmente cuando uno se rie de todo o gusta de comentar ofensivamente para parecer irreverente muchas veces no se da cuenta. es que es usado para parecer “inteligente” y lo pongo entre comillas, porque el humor negro y reirse de lo ofensivo no es malo, pero la inteligencia radica en que hay que saber cuando reirse o cuando decir el chiste de humor negro. esa es la diferencia.

si lo haces en un momento critico, es decir, cuando ocurre el suceso del que te vas a reir, no tiene gracia, pues parece ofensivo hacia el grupo o persona a la cual va dirigido. pero si lo haces en otro momento, se pierde el objetivo, la especificidad y puedes generar un comentario incorrecto, pero divertido, ya que no tiene un destinatario definido. ese es el error que comenten muchos, el oportunismo. hay que tener un sentido de espectaculo y saber como y cuando decir las cosas. puedes reirte de los pobres, pero NO cuando estos salgan en TV. puedes reirte de los pedofilos, de los discapacitados, pero NO cuando estos sean noticias. cuando hacia clases, yo solia reirme de todo, pero lo aplicaba en mi. he ahi donde el recurso del humor negro tiene un filtro y la gente no se ofende. yo aplicaba lo politicamente incorrecto para ejemplificar muchas cosas, y eso surge de una vision negativa de las cosas. no es lo mismo reirse de una victima de abuso sexual que aparece en las noticias, que reirte de los pedofilos inventando una historia como si tú fueses la victima. es lo mismo, pero cambias el foco. puedes burlarte de una comunidad, de los pobres, de los abusados, siempre y cuando estos no tengan un rostro definido.

podemos reirnos del invalido que estafó a todo un pais. por que?, porque es malo. pero no podemos reirnos del discapacitado porque es ofensivo. pueden tratar a todos de flaite, pero no burlarse de la pobreza. donde esta la diferencia? donde esta el limite de lo politicamente correcto y la irreverencia y la broma de mal gusto?

es la inteligencia del momento. esa es la diferencia. podemos decir lo mismo, ya sea explicitamente (que es pretenso humor negro de lopez) o generar la misma situacion de forma divertida y reflexiva. el comentario de lopez carece de inteligencia porque alude a una persona. es especifico. su opinion / comentario tiene un rostro y es ahi donde hiere la sensibilidad de las personas. distinto lo de south park, que si bien se burla de celebridades, tambien se burla de SITUACIONES y esa es la diferencia. por eso que este sujeto hace peliculas tan malas. es el reflejo de su vida, sus complejos. mal creador, mal humorista.

saludos pigs…

Anuncios

tefy

Posted in ficciones, relato by Alfredo on 28 octubre, 2013

imagino, siempre imagino, que alguna convocatoria habra tenido el suceso aquel. todos llegan a la hora, todos previamente avisados en sus mejores atuendos improvisados. es aqui donde ingresa la pregunta: cómo?, y sabia, sé que sabía. pidio quizas algunas referencias, algunas ideas porque sabe -en el fondo y en la superficie- que es una mujer que llama la atencion. de qué forma?, es lo que estamos por averiguar.

nos habiamos propuesto alejarnos de alguna imagen que pudiera perturbanos en un presente. era mejor no revisar algunas cosas, no detenerse, no buscar. porque todo se trataba de buscar; pensamos que seria lo mejor, y viviamos en nuestra distancia tranquilos, sin ruidos, imagenes, que nos llevaran a pensar el quizas trasladarnos, cambiarnos de ciudad para buscar (porque de eso se trata) una excusa y un cafe… no, deciamos, no, con fuerza casi imposible porque en el fondo sabiamos (siempre lo supimos) que al mas minimo recuerdo acudiriamos a nuestras fantasias y a esas tardes imaginando, pensando, inventando interminables excusas paea una situacion que nunca ocurriria.

de esa forma, buscando entre sus ropajes, se le ocurrio una idea. tenia el concepto, ella lo sabe, lo imagina y lo dibuja. llama a su mejor amigo, ese que siempre acude a sus llamados quizas esperando por alguna situacion que ella sabe no sucederá; y le pide que la visite “quiero que me dibujes algo”, le dijo antes de cortar el telefono. el acude encantado: hay situaciones que le agradan asi tenga que atravesar en estos dias de calor la ciudad entera y caminar hacia ese departamento. ella tranquila, frente a su computador mirando unas fotos y esperando que pase la hora, hablando con sus amigas y pidiendo ideas, mas ideas, porque las necesitaba. algo que no sea tan vulgar, piensa, piensa porque todos siempre hacen lo mismo, siempre lo mismo y mira la cajetilla de cigarrillos light aunque nunca fuma si esta sola y mira el televisor y se pone de pie y piensa mucho sobre la forma de ir. no tiene importancia, pero no quiere pensar en trabajo, en parejas, y mira la lista en su computador y lee y responde los mensajes y comentarios y busca lugares para visitar en sus proximas vacaciones.
despues de que obtuvo el dibujo y se fue el amigo, se vistio. era tarde y debia llegar al lugar. me queda cerca, me queda lejos, nunca sé donde tengo que ir, nunca sé lo que va a pasar. una amiga le habia comentado de un amigo que conocia a otro amigo que queria conocerla, pero ella no quiere tener sexo casual, quizas algo menos intimo y no por pudor ni conservadurismo, sino porque queria sacarse esa foto; ya, sacame una foto aunque este lleno de gente, sí sé, no seas tonto, sacala ahora, que despues se me va a olvidar y se va a un rincon y busca la aplicacion y sube la foto sin pensar en lo que generará… sabes que te ves bien, saliste regia, mentira, si solo es un recuerdo, cachai?

el amigo no habia sido invitado. por una cosa cultural mas que nada: los diseñadores suelen tener amigos diseñadores. pero nadie se acordaba y el buscó -ya ebrio, en madrugada, la croquera y pasó la mano sobre los relieves que habia dejado el dibujo. eso le generó una ereccion instantanea y no pudo evitar sonreir. miraba las latas de cerveza vacias y penso ” a la mierda, mañana es domingo” y siguio bebiendo y pasando la mano, las yemas de sus dedos por el papel y sus relieves. cerró los ojos e imaginó como sería corporalmente, tangiblemente el dibujo. aumentaba su excitacion pero postergaba, postergaba y pensó en llamar y enviar un mensaje de texto. sí, de esos que ya no se utilizaban “tendrá que buscar otra via para leerlo y no se olvidara” pensaba mientras postergaba las ganas, lo que le generaba mas gratificacion. mientras, abrio otra pestaña en el navegador del computador y se puso a mirar la lista interminable de comentarios. pero la apagó rapidamente: algo le decia que veria algo ahi que el preferia imaginar.

nosotros estabamos lejos. ya casi olvidando. ya casi ebrios. ya casi acostumbrados. en un momento en que la gente desvio la atencion, cogimos el telefono. mas que curiosidad es una costumbre adquirida que devino en compulsion. siempre esperamos que alguien se levante, vaya al baño, no sé, para coger el telefono y revisarlo. mirar por mirar. costumbre, quizas condicionamiento. recibio los comentarios clásicos: como tan adicto, que tanta huea ves ahi?, que tiene eso que todos estan tan pegados al telefono? y sonreimos tan solo. pero alguien, a los minutos, notó como la sonrisa desaparecio. es que era esa foto. ese traje. la corbata. la blusa. el gesto. la posicion por sobre la aglomeracion. ya nada seria lo mismo, pensamos. ya nada volvera a ser lo mismo. estabamos ebrios, sabiamos que no podrias evitar comentar. sabiamos que sucedería. no nos asustamos, mas bien nos dejamos llevar por lo que venia. nada que perder. y aparecia la imagen, aparecia la imagen. y la conversacion tuvo un tener pasivo, escuchabamos pero estabamos pensando en otra cosa. tal vez no eramos los unicos. puede ser. y surgio el miedo. sabiamos que pasaria: la obsesion, las ganas de, el impulso, el pensamiento, las ganas, la obsesion, el impulso, las ganas el impulso la obsesion los pensamientos y la imposibilidad de detenerlos. empezamos a sudar frio. yo me asuste, tu te asustaste un rato despues, pero te asustaste, no lo niegues. y pedimos permiso y nos fuimos al baño. a mirar. a seguir mirando, como si fuera un telescopio a distancia.

vamos a tener que contarle. no pulses la estrella. no lo hagas.

cuando despertó el amigo, descubrio que no habia cedido al impulso. “no importa”, pensó. ya me llamará para algo. caminar, dibujar, conversar. lo que sea. quizas en una posibilidad improbable, haga un acto de magia.

Ambulancia

Posted in absurdo, crap, ficciones, ideas, ocio, relato by Alfredo on 19 octubre, 2013

Madrugada. Los mismos sonidos de siempre. Las respiraciones. Mi respiración. Un zumbido de silencio. Una ambulancia. Como se que es ambulancia?, no tengo idea. Pero hay pocos ruidos, quizás algo de frío. Dan ganas de bajar las escaleras de este edificio y salir a recorrer la ciudad, en carretera hasta algún punto que indique y sentir el miedo de la pista vacía y las luces tenues. En invierno solía viajar de madrugada, como a las 5, para llegar a mi destino a las 8. 300 kilómetros de frío, niebla, soledad, música, sueño, mucho sueño y los buses que adelantan hasta llegar al peaje. Después todo se complicaba, por la niebla.

Ahora, que es primavera, podría ir hasta la bencinera que queda fuera de la ciudad. Me bajaría y compraría aló, no sé, un café o uno de esos hot dogs repleto de bacterias de la máquina que gira. Me gustan, me gustan. Estaría un momento, media hora, y volvería. Pensaría muchas cosas: el silencio obliga a estar con uno mismo. Esa tarea es compleja. Volvería en una hora y me preguntaría donde he estado. Prefiero evitar esa conversación. Las carreteras tienen un encanto inefable, como de lugar de encuentro. No podría decir con certeza encuentro de que o con qué, pero esta la creencia de que en los viajes en carretera algo se aprende. Sólo un lugar común más, no aprendemos nada. Seguimos por donde nos toca: pensar y darme vueltas. Escapar no sería difícil, pero hay que ser valiente. Hay que decidirse y dejar de pensar en los demás. Enfocarse solo en uno, pero somos débiles, empaticos, preocupados. Voy por un café que hoy compre y lo pongo en la máquina. No debo dormir, pienso, porque cerrar los ojos (esta vez) será sin retorno y el pánico se apodera rápidamente en el momento en que los párpados pesan y los ojos se cierran. Una pierna se dobla y me desplomo por el suelo, me caigo e intento sostenerme de algún mueble pero no puedo (pienso que el sonido podría despertar a alguien) y no logro descubrir i me arrepiento o no, sólo los ojos que se cierran, cada vez con más fuerza. Pienso, que es lo último que hago, en las despedidas y sonrio. Tengo miedo y no puedo hablar ni gritar ni mover los brazos, sólo los ojos se mueven y se cierran y algo se estrecha en mi cabeza. Pienso en el café y ls sonidos, que puede que extrañe. No lo se a ciencia cierta, si al final solo alcanzo a no saber si me arrepiento.

No se sí me arrepiento.

Posted in General by Alfredo on 19 octubre, 2013

me alegra cuando a otros les va bien.
imagino que algun dia me tocará ami, aunque recuerdo el proceso de sanacion.

para algunos existe esperanza.

sucede que me canso

Posted in bitacora de vida, confesiones, desahogo by Alfredo on 16 octubre, 2013

ya mediamos octubre. el fin de año se acerca y sigo con lo mismo. lo intenti, realmente lo intento, pero hay mucha corrupcion en ciertos lugares. todos se conocen. y eso disminuye mis posibilidades y me hace pensar -algunas veces- que no he tomado las mejores decisiones. las bifurcaciones y mis actos me han llevado a este punto y sentia, idealmente, que estaria mejor, que seria mas facil, pero no es asi. todo esta costando demasiado. por que las cosas no pueden ser correctas, o tengo que asimilar finalmente que no sirvo?

lamentarse en un blog no ayuda en nada, pero no tengo las respuestas y lo peor de todo es que tampoco puedo conseguirlas. veo como todos logran estar mejor y yo, que sé que estoy capacitado, no logro nada. es imposible no desesperarse, es imposible ver como se acaban las oportunidades y pensar que no lograré salir de este estado. por que?, queda en el aire la pregunta, en lo que pienso y sé que no hay solucion. no hay solucion y ya no tengo ganas de nada, por lo menos hoy: sé que mañana ya las cosas estaran igual pero doleran menos. poner todas las fichas en un solo numero no es el mejor camino, pero… cómo no ilusionarse? como no creer que ahora si podria ser la oportunidad?, porque se trata de oportunidad…

la paciencia. hasta cuando durará la ciencia, el soportar la misma respuestas, las pocas oportunidades? incluso da verguenza escribir aca y que cualquiera puedas leer, pero el desahogo… para no dañar a los que me acompañan, a los que me quieren. callar. estar con la pena del “no quedar” y seguir viviendo, como si nada pasara, pensando que a ala otra puede resultar, esto no sera para siempre”, pero saben? a veces creo que sí. y yo me esfuerzo, que vergonzoso escribirlo, pero me esfuerzo y la vida no quiere… no logro conseguir la respuesta adecuada.

ya no sé que pensar. ya no sé como evadir. si hasta las herramientas de evasión no me atraen tanto. volver a dormir, dormir, que pase el día hasta que llegue otro y asi seguir viviendo. no debo enfocarme en un solo punto, la vida no es un solo punto, pero a veces como que rodeara todo y me siento invalido si me falta el espacio para ejercer. no es el fin, es el medio, lo sé. pero hasta cuando? me vine a este pueblo y resultó. despues las cosas se pusieron dificiles y abandoné. y eso fue el inicio del caos: ya no he vuelto a encontrar algo estable. que dificil es explicar el como me siento… tenia esperanzas y no resultó. no sé qué mas hacer. ya nadie puede ayudarme. es el mismo cuento siempre: todos se conocen, todo esta arreglado, todo. no hay esperanza. en estos momentos se apaga, se aleja, me abandona, se desvanece; quedo aqui sintiendo, mucho, e inmovil. sabemos que no hay mas opciones y me preguntará “hay algo que pueda hacer por ti” y sé que no. ya no sé de que o quien depende. no sé… y agota, decepciona, hace que me cuestione todo, y agota… mucho…

me canso, eso es todo. me canso de intentar. porque debo hacerlo, y que no resulte. que deba esperar hasta la otra oportunidad (si se presenta) y adivinar que la respuesta sera la misma. estoy cansado, muy agotado, siento como la pena y la decepcion me corroe.

esta semana no sera la misma.

La niña del pelo rojo

Posted in ficciones, relato by Alfredo on 13 octubre, 2013

Es imposible, pero supongamos que llegas a leer esto. Sabrás reconocer y ese día en que llegue al aeropuerto de tu ciudad y te enteres, irás a ese lugar. Te reconócere por tu pelo e iremos al smoking room y hablaremos del tiempo y acaso del gobierno. Tu te decepcionarás y yo estaré nervioso mirando los puntos en tu cara, tus lentes negros y tus ojos grandes, pensando en que no quieres estar ahí, estando ahí.

Hablare nervioso, con las manos temblorosas y mi ánimo exaltado frente a tu atractivo. Irás vestida de un modo extraño que no sabré si me gusta o lo detesto… No sabré y tu hablarás, con esos modismos de persona joven y yo mirare, sorprendido. Me tomaras la mano, me dirás que este tranquilo. Yo mirare tus ojos, tus lentes, tu pelo rojo, tus puntos en tu cara, tu boca, tu blusa, tu falda y te sentarás y beberás un café mientras fumas, pensando en tus amigos. Yo estaré tieso, tímido, avergonzado y te pediré que me saques de ahí e iremos a caminar donde tu digas.

Te seguiré en tu ciudad, en tu calle, en esos lugares que imagino te gustan; pensando que has leído esto y que todo se cumplirá como esta aquí escrito. Mirarás al suelo y te preguntare “leíste?” Y responderás y yo sonrojare y te seguiré mientras que pido: “has de este momento un lugar que no olvide” y sonreirás. Y caminarás. Y dirás que te siga, te siga, mientras te miro y te pregunto por tu nombre. Tu sabes el mío, sabes de mi mientras tu me dirás que no tienes tiempo que debes ir a tu trabajo con tus niños y te pediré el teléfono y te negarás… Me dirás “para que?” y yo bájate la vista mientras te vas, caminando lentamente y yo miro tu persona, tus piernas pálidas y tu lejanía, sabiendo que tuve un momento soñado y tu te iras… A tu trabajo y yo quedare en tu ciudad, sintiendo y llamando para que me indiquen, pensando en la felicidad regalada, mirando -hasta que terminen mis días- como aparecen tus fotos, presionando ese botón que te indica que te busco, hasta el fin de mis días.

Episode 1: el exito, redes sociales, autoestima y otras cosas…

Posted in General by Alfredo on 4 octubre, 2013

http://ugedades.podomatic.com/entry/2013-10-04T10_40_45-07_00

Episode 1.

mi canal de podcast. suscribete.

saludos pig…

podcast 1: la imagen del exito, las redes sociales y otras craps

Posted in General by Alfredo on 4 octubre, 2013

suscribete.