Grandes Exitos

Se quiebra el soporte

Posted in General by Alfredo on 27 julio, 2013

Nunca es fácil. Para la gente como yo, es un ejercicio estar siempre pendiente de nosotros. El resto no puede existir, muy complejo y cansador estar pendiente de todo. Yo quería que las cosas fueran fáciles, simples, sin problemas, sin otros a quien cuidar. Pero cuando los otros caen como tu se forma un pozo del cual no se puede salir. Debo cambiar el rol y me hace mal: por que no me quede? Por qué no fui un poco más fuerte y seguí donde estaba? Era tranquilidad, estabilidad, reconocimiento, pero tuve que caer y dejar todo por un malestar. No es o, mejor, no fue un capricho o un impulso. De verdad me enfermé y opte por la “calidad de vida” la cual me dejo peor. Porque en estos días que vivimos sí podemos ser reduccionistas y reconocer lo que todos sabemos, lo que mueve esta mecánica sociedad. Creí que podía salvarme y buscar otra cosas. De verdad pensé que nunca llegaría a este punto de ver a quien quiero con la misma desgracia mía.

Se engaña. Lo se. Pero va camino a la mierda… Y temo no poder soportarlo. No puedo. Como podemos ser soporte de quien nos soportaba? Sacamos el naipe indicado y la construcción se derrumba. Y no tengo fe. No tengo, aunque me aferro a una esperanza que no sucederá.

Esperar ha sido una de las máximas torturas.

Y eso debo hacer.

Anuncios

espejos

Posted in observaciones, reflexion by Alfredo on 12 julio, 2013

69th-venice-film-festival-pietc3a0-by-kim-ki-duk_std.original

tengo miedo de escuchar un disco. lo tengo, lo observo pero no quiero escucharlo, como si algo malo emanara de él; y no es algo malo: surgirán imágenes que temo ver, que fueron quizás felices o tal vez no tanto. pero ahi esta, en un lugar al lado de los libros y también en formato digital, como solemos en estos dias guardar las cosas. es que la net se formo en nuetra memoria a largo plazo. y es ahi donde estan algunas cosas que no quiero ver (en estos momentos), como la manoseada frase de buscar entre los libros-imagenes- sensaciones viejas. han pasado tantos años que esta vida ya me permite mirar hacia atras y ver qué pasó.

alguna vez me preguntaron qué era un recuerdo. no supe responder y creo que ahora podria dar una definicion teorica, pero no una afectiva, emocional, de esas que se construyen con nuestra relacion con el tiempo y los demas, que van desapareciendo. nadie es huesped fijo, menos por estos lados. si bien no he tenido que moverme mucho, he andado unos cuantos kilometros buscando vivir y siempre, pero siempre termino estancado, con una llave (que es este disco) que no quiero escuchar.

escribir se pierde. una vieja costumbre cuando teniamos mas que contar, mucho mas que decir, mucho mas por que maravillarnos. los años se acumulan y la capacidad de asombro y sorpresa se pierde. las obligaciones, las responsabilidades. la rutina del dia a dia, las cosas que hay que hacer y que nunca hago, mi estado de postración hasta nuevo aviso, leyendo las vidas ajenas mientras intento conectarme con la mía, durmiendo, soñando, viendo alguna película sórdida que me confirma que el mundo no es tan malo. tiendo a culparme a veces, por las decisiones, esos momentos tan breves que definen todo lo que vendrá. puedo decir que por mi rectitud me arrepiento de algunos caminos no recorridos, como cuando debi moverme de lugar y no lo hice… cuando debí intentar algo que preferí evadir. como seria la vida si recorriese esos caminos bifurcados que evité? igual, mejor, peor, culposos… habria nuevos recuerdos para agregar. nuevos recuerdos que recuperar (aqui intuyo una definicion).

no sé cuantos dias soportaré sin escuchar el disco: un mundo que no quiero que se abra, o a lo mejor no pasa nada. pero evitar, siempre evitar será mi lema, por formacion, por comodidad, por cobardia y seguridad. si eso es lo que buscamos, la seguridad. por eso nos atrae flotar, acompañar a alguien que va ebrio manejando porque sabemos que podemos morir, pero no esta la certeza, es jugar, apostar, recorrer sin saber como terminará. la existencia es lo de cuyo final tenemos certeza.

no podemos recorrer el mismo camino dos veces.

aqui, que nadie es huesped fijo, solo quedan las marcas como los dias que rayan en las paredes los presos en las peliculas. es llevar la cuenta de algo, para estar mas estables. si al final, el tiempo pasa y cada dia son menos horas de vida.

la vida es una enfermedad terminal.

A %d blogueros les gusta esto: