Grandes Exitos

Zombie aquí, zombie allá, maquíllate, maquíllate…

Finaliza septiembre. De todos los años este ha sido complejo y el que más rápido ha pasado. La velocidad de ls días me hace pensar y no alcanzo a hacerlo. Ya estoy más tranquilo: nuevos males y algunas esperanzas; no puedo ser injusto, no todo ha sido negativo. No todo ha saldo mal, lo que pasa es que había tomado algunas decisiones. Creía que fueron malas decisiones, peo pude analizar y darme cuenta que si bien tuve que pagar un precio (nada es gratis) fue lo mejor. Iba todo a la misma dirección: “esta situación era un cheque a fecha” y entendí que iba a elegir lo mismo.

Cuesta vivir con la culpa sobre todo cuando no somos culpables y nos inventamos errores. Estaba bien y lo escribo para darlo por superado. Puede que dentro de estos días existan buenas noticias y las cosas cambien (mejoren) para mi. No todo tiene que ser tan malo después de todo.

Descubrí nuevas formas en que se puede stalkear. Nadie esta seguro y realmente bien protegido. La privacidad es a falacia, más para quienes usamos blogs y las herramientas que nos ofrecen las redes sociales. Lo bueno, para mi, es no tener Facebook, no exploto ni puedo ser buscado ni rastreado, porque a eso se dedican, aunque debo confesar mi fascinación por ver fotografías. Pero elijo la curiosidad no complacida antes que exponerme, porque me conozco y me gusta exponer. Soy Narciso el soberbio algunos días así que es mejor conocer nuestras debilidades y evitarlas. Yo se que ustedes no pueden. Yo, sí.

Crush vía redes sociales?

No se sí es posible. Se qué hay gente que logra establecer relaciones por la net, pero sentirte atraído por unas palabras escritas y una foto? Es como el superlativo de la idealización. Pero sucede más seguido de lo que uno cree. Debe ser por las fotos. Todo es tan estudiado… y mirar y pensar. Como a los 15, cuando tenían ustedes latín chat y se escribían cartas. La ingenuidad era, de cierta forma, algo digno de observar. Yo era viejo ya (siempre he sido viejo); las relaciones son tan grotescas en estos tiempos… aunque también he sido víctima del impulso, del horror y del placer. También he estado en medio de situaciones pensando “que hago aquí” y siguiendo lo que me toca dentro del rol (para que más explícito) y pensando y siendo víctima de no poder tomar decisiones. Pero, para que decidir? Mejor dejarse caer y después ver lo que sucede, con la consciencia del despertar y la resaca y la luz y el calor y el frío y las imágenes rápidas, la sonrisa y el “bueno, que huea, así es la vida” aunque sabemos que son nuestras elecciones. Para qué pensar tanto.

Mi vejez me llevo a pensar en la fragilidad del contacto.

Quien debe acercarse y retomar? Quien? El interesado o el que espera para ver si estas interesada? Quien?

Todo parece girar alrededor del relacionamiento. Pero es mentira. Todo gira cerca de otras cosas. Quizás tu lo sepas. Quizás no lo quieras decir. Quizás te has planteado la posibilidad de la vergüenza de sólo pensarlo. Estas ahí, trabajando, concentrada en tu ocupación, riendo con tus nuevos conocidos “soy feliz porque hago lo que me gusta”, y te das (me doy) cuenta de que nadie conoce a nadie. Pero no quieres admitir que sabes la respuesta acerca del centro sobre lo que todo gira. Se lo cuentas a tus amigas, en las fiestas de disfraces. Es que son idiotas, lo se, lo sabes. Pero hay que relacionarse, no es cierto?

Estas ocupada? Pretendes estarlo?

Te estresaras mañana. Sabes que no puedes tener todo lo que quieres porque no puedes pagarlo, así que con lo que sobra lo dejas para salir ls fines de semana. Y me da risa, porque saben que no pueden estar solos. No pueden, no se soportan. Es una carga para ustedes vivir con ustedes mismos. Da lo mismo. Da absolutamente lo mismo. Y se gregarizan: irán a caminatas zombies porque así lo dicta la moda… O es que te gusta disfrazarte. Disfrazate de puta o de puto (ustedes eligen) y dejen que alguien los torture. Hay mucho de erótico en la tortura. Pero no lo saben, cuentan historias divertidas y se ríen, repiten el chiste y se ríen y se embriagan. Son ridículos y se dan cuenta durante la noche… pero es mejor que estar solos frente al computador. Saben que tengo razón. Me equivoco pocas veces, más en lo que respecta a mi que en lo relativo a otros. Curioso, no?

La vida es una ironía sádica.

La culpa un invento poco generoso.

Las palabras, una conversación con alguien que no escucha.

desesperanza

Posted in bitacora de vida, blogs by Alfredo on 12 septiembre, 2013

llega el dia en que hay un signo que nos hace confesar. y confesamos en el lugar mas recondito porque sabemos, desde siempre, que las confesiones tienen algo que no todos pueden entender. las confesiones no son lo mismo que las conversaciones triviales que podemos tener en alguna parte con cualquiera… no son las palabras que cruzamos, es algo mas intimo que se vive con un desconocido, porque quizas no nos juzgará y tal vez la verguenza y la desesperacion se llevan mejor cuando el anonimato nos proteje: de la critica, de la estupidez, de los errores, del arrepentimiento, de los juicios, de la mala imagen, de todo lo que somos todos. estamos ahi y necesitamos…

hace muchos años, me encontraba en medio de una crisis que no podia manejar. sali a caminar para poder tranquilizarme (como en la pelicula de wong kar wai “cuando estoy con depresion hago mucho deporte, asi todo el sudor se lleva las lagrimas y no puedo llorar…) y esas caminatas eran interminables. siempre al mismo lugar, una especie de lugar a orillas de las costa donde la gente camina… me iba a donde habia una especie de estadio, unas canchas de cemento con graderias de cemento y seguia hacia el norte, mirando como la gente sentada frente a la playa conversaba, estudian, escuchaban musica y yo en medio, completamente perdido y caminando. pensé que necesitaba hablar con alguien y vi a dos mujeres que estaban estudiando o fumando un porro; pensé en acercarme y contarles lo que pasaba. imaginé muchas situaciones: se asustaron probablemente cuando me paré delante de ellas y les pedí si me podian escuchar… al ver sus caras, supe que debía irme.

no sé que habran pensado: quizas que las iba a asaltar, que era un delincuente o un drogadicto o un alcoholico. y supe de la confesion. tiempo despues, supe que siempre habia que tener a alguien no muy cercano a quien contarle atrocidades. despues me dio por escribirlas en un blog y perdi un trabajo por eso. la confesion en un arte. no importa quien escuche, importa a quien le contemos las atrocidades.

para saber que estaran seguras y que no se volveran en nuestra contra.

Posted in absurdo by Alfredo on 3 septiembre, 2013

no resultó y sigo esperando. ahora no puedo dormir. de hecho, pensé que el cansancio me permitiria… pero no.

pasa con las responsabilidades. con esas ideas que aparecen. con la fantasia de mirar siempre la misma grieta en la pared. no se si me escuchas, pero yo hago como que sí. es bonito mentir, no creen?

decisiones:

– seguir?

– esperar?

– rendirse?

*pocas opciones dejan, reducen las posibilidades y te acercan a una respuesta.

porque la fe es un don, pero cuando estas desesperado puedes saber sin saber lo que quieres. sí, siempre queda algo, eso dicen. tu puedes, tienes una vida feliz, gente que te acompaña y un estilo de vida que nadie conoce. ese, el de tus cortes, el de sangrar y lanzarte. porque de eso se trata, de matar o de morir.

A %d blogueros les gusta esto: