Grandes Exitos

Posted in General by Alfredo on 14 julio, 2015

Siempre he necesitado estar solo. A veces acompañado, porque el milagro siempre podrá condiciones y en este caso es la dependencia. No puedo dormir, me agripare y debo levantRme en pocas horas. Hay cambios en mi existencia. No se si buenos o malos. Las cosas modificaron su lugar y debo adaptarme. Creí encontrar algo, la pertenencia o la fantasía de un contacto sincero. De ese espacio al que poder recurrir cuando todo se hunde. Pero no es así: hay variables desconocidas y, como maldicion de la humanidad, hay que aceptar. El fracaso, la ingenua ilusión. Todo es mentira al final o es que creemos cosas que no son. El mundo juega y somos espectadores. Jugamos ajedrez… Hasta que somos utilizados según estrategia. Hay que darse cuenta de que pertenecemos a algún lugar y moverse, cambiar, ser otro no es posible. La fantasía es solo eso: nos deja soñar por unos momentos, nos hace calzar lo que deseamos con lo que pasa por algunas horas, para seguir soñando y creyendo que por fin las cosas pueden cambiar. Pero no. Todo vuelve a su lugar o permanece ahí, porque nunca se movió. Tu soñaste, creíste. Pero no. Cada quien tiene su existencia. Y los que no, estamos solos. O donde no queremos estar. 

Algo falta. Es la ironía de nacer en el momento equivocado. En el lugar equivocado. Y llevar una vida que podemos tolerar y tal vez adaptarnos… Aunque sabemos que no. Siempre lo hemos sabido. Debemos seguir?, no se ustedes: yo me canso. Y ahora que estoy mas viejo mas me canso y aburro y no tolero nada. Dejaría todo. Pero no se puede. O no me atrevo. Ya me desvié de lo habitual. Al contrario de lo que pensaba, no ha sido difícil. Es la ansiedad de lo nuevo, de no saber que viene. 

Porque estamos solos. Nos reconocemos desde lejos. Pero estamos distantes. Nos vemos: quizás como fogatas en la noche, puntos de luz que indican presencia, e indican distancia. No hay solución al dilema. No hubo respuesta ni habrá porque solo somos curiosidades para los otros. De eso se trata la simpatía, el caer bien. La curiosidad. Nacemos de un placer egoísta y ajeno. 

Porque estamos solos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s