Grandes Exitos

desesperanza

Posted in bitacora de vida, blogs by Alfredo on 12 septiembre, 2013

llega el dia en que hay un signo que nos hace confesar. y confesamos en el lugar mas recondito porque sabemos, desde siempre, que las confesiones tienen algo que no todos pueden entender. las confesiones no son lo mismo que las conversaciones triviales que podemos tener en alguna parte con cualquiera… no son las palabras que cruzamos, es algo mas intimo que se vive con un desconocido, porque quizas no nos juzgará y tal vez la verguenza y la desesperacion se llevan mejor cuando el anonimato nos proteje: de la critica, de la estupidez, de los errores, del arrepentimiento, de los juicios, de la mala imagen, de todo lo que somos todos. estamos ahi y necesitamos…

hace muchos años, me encontraba en medio de una crisis que no podia manejar. sali a caminar para poder tranquilizarme (como en la pelicula de wong kar wai “cuando estoy con depresion hago mucho deporte, asi todo el sudor se lleva las lagrimas y no puedo llorar…) y esas caminatas eran interminables. siempre al mismo lugar, una especie de lugar a orillas de las costa donde la gente camina… me iba a donde habia una especie de estadio, unas canchas de cemento con graderias de cemento y seguia hacia el norte, mirando como la gente sentada frente a la playa conversaba, estudian, escuchaban musica y yo en medio, completamente perdido y caminando. pensé que necesitaba hablar con alguien y vi a dos mujeres que estaban estudiando o fumando un porro; pensé en acercarme y contarles lo que pasaba. imaginé muchas situaciones: se asustaron probablemente cuando me paré delante de ellas y les pedí si me podian escuchar… al ver sus caras, supe que debía irme.

no sé que habran pensado: quizas que las iba a asaltar, que era un delincuente o un drogadicto o un alcoholico. y supe de la confesion. tiempo despues, supe que siempre habia que tener a alguien no muy cercano a quien contarle atrocidades. despues me dio por escribirlas en un blog y perdi un trabajo por eso. la confesion en un arte. no importa quien escuche, importa a quien le contemos las atrocidades.

para saber que estaran seguras y que no se volveran en nuestra contra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s