Grandes Exitos

Imaginación

Posted in ficciones, relato by Alfredo on 17 marzo, 2012

No hay smoking room para hablar del tiempo o acaso del gobierno. Eso lo dejamos a quien le interese, siempre hay alguien con opinión, con critica. Nos preguntamos quien expondrá los pasos para solucionar el problema político actual. Es un buen momento hoy que habrá elecciones municipales en las cuales se expone la vulgaridad de nuestros postulantes a políticos. Es nuestro sistema populista que adquiere masa votante mediante simpatía y algún acompañante que busca algun beneficio. Es y será per secula seculorum lo cual me molesta pero encuentro complejo un cambio en la propaganda electoral. Hay cosas que no son susceptibles de modificar. Es facilismo. Y somos mediocres. No puede negarlo.

(…)

El insomnio también conduce a pensar y recordarte en los pocos momentos en que logramos hablar. Pienso que ahora que estoy retirado por un tiempo te pienso demasiado sin encontrar la forma de modificar el relacionamiento. Intente todo y tu quizás también: escribí algunas cartas que nunca respondiste y compartí algunos cigarrillos que prometieron una cita que no se concretó.

La no respuesta de las cartas, en vísperas de otoño, presagian un rechazo fulminante. Como el de las noches blancas, como el aislamiento del coronel kurtz, como el asceta que en su visión descubre alguna verdad subjetiva. Podría este otoño caminar por la ciudad sonando un encuentro casual (que nunca lo son) y pretextar un café… Podría caminar los pasos necesarios y buscar una frase. Pero hay cosas que no sucederán por el simple hecho de las voluntades y las cartas sin responder. Símbolos inequívocos de una negativa.

Otras tardes recuerdo el dibujo que hiciste en mi cuaderno, el encendedor que lanzaste, y alguna complicidad momentánea. Todo dosificado, extremadamente calculado. Algún temor surge desconocido: caminar no será la solución y no hay mas que pensar y donar despierto con un encuentro imposible que mas aun no te enteraras. Para que? Por que?

Respuestas a ninguna pregunta. Volveré a fumar, solo, con un café caliente que preparo como ritual que celebra un imposible. Asi están las cosas y hay que acostumbrarse, si al final la respuesta esta en el primer día. Seguir esperando algo que no se busca es matar el tiempo. Si se trata del sentido. Y eso nunca lo entendiste.

Llegare en un estado normal.

Otra ciudad me espera.

Con el pasaje abortare el viaje. Haré otra cosa, mas difícil e imposible. Si no esta soleado iré fumando hacia algún lugar.

– no hay edificios de mas de 5 pisos.

Adivinaste. Puedo llamarte por tu nombre? Sabes que me gusta tu acento extranjero.

Me dices que no te importa. Sigo caminando. Sé que la conversación no saldrá de mi mente. Los demás seguirán con sus cosas; yo, al llegar a casa me acostaré. Intentare soñar: en ese lugar todo ocurre sin fallas.

Nunca te encuentro en mis sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s