Grandes Exitos

Diciembre y sus días

Posted in General by Alfredo on 2 diciembre, 2011

Hoy será un viernes desgraciado: largo, con calor insoportable y pocas ganas de trabajar. No tengo mucho de que quejarme, pero el animo siempre estará. Me acaba de llamar un sujeto solicitando atención para que le extienda una licencia medica. No soy medico asi que no puedo, me explica que es funcionario publico y quedó sin trabajo. La cesantía es mas miserable de lo que pueden imaginar. Podemos hipotetizar si el sujeto merecía o no ser despedido, pero me detendré en las desgracias posteriores.

Según el estatuto administrativo de nuestro país existen dos modalidades de contrato: la “contrata” en la cual el trabajador es incorporado al sistema publico por un año con posibilidad de renovación anual. La segunda es “planta” que vendría a ser como el contrato indefinido. Por tanto, el sujeto a contrata puede ser desvinculado en virtud de múltiples razones que no es menester analizar aquí. Imaginemos al sujeto despedido. Imaginemos lo trágico del momento en que es despedido. Imaginemos las deudas, las obligaciones sociales (Navidad e hijos). Nunca podré entender las diferentes modalidades que la existencia adquiere para demostrar que es posible sufrir. En una sociedad de consumo como esta el sujeto esta jodido. O quizás tiene mas opciones, pero finalizar, estar cesante es una desgracia inefable, un desastre manifiesto.

El dinero -por banal que suene- y la desigualdad son lis fundamentos de esta sociedad. Todo se tranza, todo tiene precio. Las personas también. Los objetos, inclusos hay momentos que se pueden comprar. Y no se trata de ser consumista-materialista-superficial, es la realidad. Incluso la de los invisibles.

Dejo la pregunta entre líneas. No hay igualdad ni en los contratos.

(…)

Y yo sigo. Me toca estar solo estos días mientras pienso en que podría ocuparme en una ciudad desconocida y poco acogedora, por lo menos conmigo. He descubierto los intereses y en lo instrumental que somos para relacionarnos. Todos. Me incluyo, pero reparare en los otros. Todo sirve y hay códigos que hay que descifrar, como la forma de preguntar… he tenido mala suerte con mis entornos. O seré yo? Nunca se sabe nada sobre cualquier cosa. La fragilidad de las relaciones, lo superficial de los encuentros y el interés de quienes necesitan algo. Todo es de una forma. No hay opción y aunque estos días por la televisión muestren a sujetos resilientes las cosas son complejas. Bien por ellos, bien por el espectáculo y todo lo que genera. Bien.

En estos momentos no me interesa.

Y todo, para que?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s