Grandes Exitos

los pedazos

Posted in ficciones, humor, letras, relato by Alfredo on 5 junio, 2010

Los ojos cuando los vi, estaban con esa midriasis que aparece en algunos días. El espejo llamaba de una forma inefable: hay ordenes que no podía eludir; si bien toda su vida lo había hecho de esa forma, esa orden era una especie de revisión técnica. Permitía saber el estado actual. Estaban un poco inyectados en sangre, se veían unas líneas rojas sobre lo blanco. Pero eran los ojos.

Desplazarse en el tiempo no era posible, creía firmemente. No le gustaba en el espacio; arrancar de los Dolores sonaba seria una buena bendición. Hay bendiciones malas también, no todo lo que brilla es oro, aunque su vocación suicida lo hacia buscar oro donde no había. Creía que en los ojos podría… sin saber que con la insistencia llegaría a encontrar y descubrir algo que en el fondo y la superficie adivinaba.

Era lo único que lograba predecir.

Otros días la respiración era normal. Hubo un tiempo, se repetía, que hubiera muerto por amor.

Mañana no seria uno de esos días. Esta vida iba a ser otra y algo salió mal. Sus gatos recorrían los lugares; se quedo mirando el espejo.

Ya no le quito la vista nunca mas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s